Tratamiento ambulatorio para la celulitis infecciosa

Cuando el tratamiento puede ser ambulatorio

Los pacientes con celulitis infecciosa que tienen síntomas leves locales y sin evidencia de enfermedad sistémica (enfermedad que compromete todos los elementos de un mismo sistema) pueden ser tratados de forma ambulatoria. La Celulitis facial de origen ontogénico requiere conducto de extracción, así como la terapia antibiótica. Elevar las extremidades con celulitis infecciosa en piernas disminuye la hinchazón, de la misma forma se pueden utilizar apósitos de solución salina estéril para eliminar las descargas purulentas de cualquier lesión abierta.

Duración del tratamiento

La duración del tratamiento para la celulitis infecciosa es polémica ya que una terapia de corta duración puede ser tan eficaz como el tratamiento de mayor duración, En general, se debe considerar lo siguiente:

En los pacientes que responden lentamente a la terapia, los antibióticos pueden necesitar ser continuados hasta que se resuelva la inflamación.

El paciente debe ser revaluado con un corto intervalo de seguimiento, idealmente dentro de 48 a 72 horas, para asegurar la mejoría.

Un aumento transitorio de eritema (erupción cutánea roja) en el primer día de tratamiento es común y representa una reacción inflamatoria a la lisis celular (rompimiento de membranas celulares) causada por antibióticos.

El desarrollo de síntomas sistémicos debe impulsar una reevaluación y consideración para la hospitalización

La Hipotensión y taquicardia concomitante pueden indicar una enfermedad sistémica y requiere monitoreo intensivo.

ANTERIOR-Enfoque tratamiento SIGUIENTE-Terapia con antibióticos

Deja un comentario